• Tel: +574 354 16 52
  • Mail: info@arte-loft.com
ARTE LOFT

Noticias de interes

Rejillas metálicas, textos mecanografiados o dibujos sobre fotografías son algunos de los materiales con los que la colombiana Johanna Calle construye su particular y poética representación del lenguaje o de la naturaleza, unas obras resultado de un largo proceso de investigación.

Su trabajo se puede ver desde hoy en el Centro Cultural de la Embajada de Colombia en Madrid como parte de las actividades que la Feria Internacional de Arte (ARCO) ha programado fuera de sus instalaciones principales y que ha repartido por nueve puntos de la capital española en un proyecto denominado Arco 35.

'Dibujos' es el título de la exposición de Calle, que muestra algunas de sus obras de los últimos años -entre 2009 y 2014-, como ejemplo de un arte en el que el contenido y el material tienen la misma importancia.

Elegida por el comisario Javier Hontoria -encargado del proyecto Arco 35-, es la primera vez que Calle (Bogotá, 1965) protagoniza una exposición individual en España, pese a que su arte ha visitado desde Sao Paulo a París, pasando por Zúrich o Viena.

"Para mí es muy importante que el soporte, la técnica o el proceso experimental refuercen la idea del tema que trato", precisa la artista delante de la serie 'Traducciones' (2009), inspirada en unos grabados del siglo XVIII de un alemán que visitó Nueva Granada (actualmente Colombia) en los que describía los árboles de Quina.

Delicadas rejillas metálicas recortadas conforman esos y otros árboles, algunos de ellos en peligro de extinción, como forma de arrojar luz sobre "temas que a veces pasan desapercibidos", señala Calle.

También árboles son el motivo de otra serie -'Tierra caliente' (2013)-, en este caso de dibujos pintados sobre fotografías aéreas en gelatina de plata.

"Trabajo sobre fotografías, pero lo que me interesa no es la foto digital, sino la de papel", precisa la artista. Para ello, junto a su marido, el experto en archivos Julio Pérez Navarrete, buscan archivos fotográficos que compran para que Calle los utilice como base para algunas de sus obras.

Otro de sus soportes recurrentes es el texto mecanografiado dentro de las obras en las que experimenta con el lenguaje, los signos, la fonética o la gramática, una de las constantes de su trayectoria.

"Es una forma de investigar sobre nuestra cultura, sobre los esquemas de poder que representa el hecho de que ahora hablemos español y no chibcha u otras lenguas indígenas", indica Calle.

Por eso, una de las obras de la exposición, titulada 'Nominal' (2011) es un abecedario compuesto por los fonemas de la pronunciación de cada letra, con esa 'ch' o 'ñ' tan características del español.

Una exposición que da continuidad a la relación de Colombia con Arco tras haber sido en la edición del pasado año el invitado especial de la feria madrileña.

"Arco nos propuso ser un punto fijo del recorrido de Arco en Madrid y el curador eligió a Johanna Calle", explicó a Efe el embajador de Colombia en España, Alberto Furmanski Goldstein.

Además de Calle, otros diez artistas colombianos están presentes en los stands de cuatro galerías en Arco, y Hermes Berrio ha realizado un gran mural de graffiti para instalar en la fachada de un céntrico hotel de Madrid.

La intención de Colombia es no solo colaborar con Arco siempre que la feria se lo proponga sino ampliar la muestra de artistas colombianos en España mediante el nuevo espacio de la embajada que inaugura la muestra de Calle, que permanecerá abierta al público dos meses, pero que quiere ser un espacio permanente dedicado al arte.